4. Islam Establece el Equilibrio entre este Mundo y el Más Allá, entre lo Material y lo Espiritual

June 24, 2013 in La Última Religión Divina ISLAM

Islam da una gran importancia a la moderación y al equilibrio. Cuando apoya a una parte en un asunto, no ignora a la otra, ya que Allah ha creado a ambas partes y los seres humanos necesitan de ambas. Hay que ser justos y atender a todos por igual. Cuando miramos la existencia desde este ángulo, este mundo nos aparece como un valioso regalo, como un capital con el que ganar el Más Allá. Deberíamos usar este regalo para conseguir la complacencia de Allah, y no olvidar nunca que el verdadero objetivo de nuestra existencia es alcanzar el Más Allá.

La aproximación secular a la existencia humana se fija exclusivamente en este mundo, mientras que la clerical sólo se preocupa del Más Allá, y por ello ninguna de las dos satisface al hombre. Ni lo material debería ser sacrificado por lo espiritual, ni viceversa, antes bien, ambas deberían equilibrarse de forma correcta e integral.

El espíritu y el cuerpo son los dos aspectos del ser humano. Aunque el espíritu sea la parte esencial, no debemos olvidar que el cuerpo es su vehículo. Sólo cuando están unidos e integrados pueden realizar sus funciones convenientemente. Por ello, no es correcto ocuparse sólo del espíritu y descuidar el cuerpo. Según lo que nuestro Profeta nos enseñó, una de las primeras cosas por la que se nos preguntará en el Más Allá será por el uso que hicimos de nuestra salud.[1]

Islam nos ordena la moderación y el equilibrio incluso al realizar las prácticas de adoración tales como la salah, el ayuno y las donaciones. Desaprueba el exceso en todo ello para evitar que el siervo quede extenuado.[2]



[1].      Tirmidhi, Krymah, 1/2417

 

[2].      Ver Bujari, Savm 55, 56, 57, Teheyyud 7, Anbiya 37, Nikah 1, 89; Muslim, Siyam 181-193; Abu Daud, Savm, 55/2428.